Por qué es importante cuidar el agua


Existen numerosas razones por las que el agua es importante para nosotros y por ello debemos cuidarla. A continuación, se exponen algunas de ellas, las cuales también reflejan los motivos por los que es importante cuidarla.

El agua es importante para nuestra salud

Médicos, científicos, nutricionistas y otros especialistas de la salud recomiendan beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día, pero ¿por qué? La respuesta es que el agua es el elemento más necesario para nuestra vida. Nuestro cuerpo está formado en un 70% de agua, el 95% del peso de nuestro cerebro es agua, nuestra sangre contiene un 85% de agua y nuestros pulmones un 90%. Cada célula de nuestro cuerpo contiene alrededor de un 70-80% de agua. Pero el agua también cumple funciones a parte de la hidratación de nuestras células y órganos. El agua es el medio donde ocurren reacciones químicas como por ejemplo en la fabricación de proteínas, también es el medio de transporte de iones y nutrientes, ayuda a limpiar de toxinas nuestro organismo arrastrando nuestros productos de excreción, participa en la digestión, regula nuestra temperatura corporal y desempeña otras funciones. Como vemos el agua es esencial para nuestras vidas porque en parte somos agua.


El agua en el medio ambiente

Si para los seres humanos el agua es importante, también lo es para el resto de seres vivos. Las plantas necesitan agua para hacer la fotosíntesis y los animales necesitan beber agua al igual que nosotros para hidratarse y que su organismo realice el resto de funciones.

Pero no solo eso, el agua es el medio donde viven muchísimos seres vivos como animales, bacterias, plantas, protozoos, hongos, etc. Además, el agua ayuda a regular la temperatura y los climas que hay en el planeta, es sumidero de CO2 y fuente de oxígeno, también es el medio de transporte que lleva nutrientes a todas las zonas del planeta para que sean aprovechados por todos los organismos y por supuesto es fuente de energía. Energía que puede ser aprovechada para producir movimiento, electricidad y calor.


La calidad del agua también importa